Blogia
Febrero Loco

Lu Yu 陆羽 - El Clásico del Té- Cha Jing 茶經

Lu Yu 陆羽 - El Clásico del Té- Cha Jing 茶經

Lu Yu 陆羽, vivía en el sur de China cerca del área de producción de té y es por ello que llegó a tener un profundo conocimiento sobre el cultivo y preparación del té e, incluso hoy en día, es conocido como el “Dios del Té” 茶神 o el “Santo del Té” 茶圣.

Lu Yu escribió en el año 765 su primer borrador de la célebre obra: 茶經 “El clásico del Té”, la obra la plasmó en tres rollos que revisó en el 775 y fueron grabados en planchas de impresión en el año 780.

Además de su interés por el té Lu Yu se dejaba arrastrar por otros matices de China y llegó a acumular un enorme conocimiento de la historia de la dinastía Tang que dejó de manifiesto en diversos relatos, pero fundamentalmente es recordado por su obra “El Clásico del Té”, Cha Jing.

El Clásico de Té esta estructurado en 10 capítulos. El primer capítulo habla de los orígenes del té, el segundo de los utensilios necesarios para su cultivo; el tercero de su cultivo y producción; el cuarto de los utensilios necesarios para su elaboración; el quinto de su proceso de maceración; el sexto de cómo beberlo; el séptimo de temas entorno al té; el octavo hace una repaso de las área donde se produce; el noveno es un resumen y el décimo un índice.

El clásico del té es un libro muy apreciado y que nos detalla paso a paso el noble rito del té.

Lu Yu, era un gallo, según el horóscopo chino, nació en el 733, un día de otoño en Tian Men, provincia de de Hubei. Lu Yu fue huérfano, a los seis años destacó por practicar la caligrafía sobre el lomo de un buey mientras lo montaba. Lu Yu se educó bajo el cuidado de un monje budista y vivió su infancia en el templo Long Gai Si, 龙盖寺. que está en la actual Tian Men, provincia de Hubei,

Lu yu, ya con ocho años preparaba el té a su maestro; más tarde se le enseño a recolectarlo, en el año 765 perdió su interés por el budismo, Lu Yu leía muchos libros sobre budismo y taoísmo y formó su propia opinión que le llevaba a disertar con su maestro, seguidor de la ideología de Confucio, en una de tantas disertaciones Lu Yu discrepó con su maestro, Zhiji, y se distanciaron. Con 11 años escapó del templo y se dedicó a las artes escénicas, pese a no tener buena presencia y ser tartamudo destacó en la escritura de ensayos y otras obras, en especial le fascinaba la historia y la poesía..

Pero, la principal pasión de Lu Yu era el té, viajó probando distintos tipos de aguas y de tés. Llegando a dedicar su vida al té, del que se convirtió en un verdadero experto, tanto de su producción, como su elaboración, su filosofía y la forma de ingerirlo.

Lu Yu fue contemporáneo y amigo de Li Bai李白, Du Fu杜輔, Yan Zhenqing顏真卿, YanMen Jiao, , Li Qiwu李齊物, Huang-Fu Zeng皇甫曾, del monje budista Jiao Ran皎然, y del maestro taoista Zhang Zunshi張尊師. Muchos de ellos pertenecientes al Círculo Literario de Huzou 湖州文人圈”, reunirse y tomar té hablando de poesía o filosofía se convirtió para ellos en un rito cotidiano.

Lu yu murió en el año 804, un día de invierno en Qingtang Bieye.

Lu Yu y su Clásico del Té es hoy en día un referente mundial para todo lo relacionado con el rito del té. También, dejó una detallada relación de las tazas de té, su cerámica más apropiada, no sólo por su capacidad o materia si no también por su color para poder apreciar el té en toda su fragancia y colorido. Tras años de investigación consideró que la mejor cerámica era la de Yue, 越窑, originales de la actual provincia de Zhejiang, a la que denomina cerámica de jade, que es el mayor tributo que se puede conceder.

Lu Yu dice: “si la cerámica Xing es plata, entonces la Yue es jade. Esta es la razón por la que no es tan buena como la Yue. Si la Xing es nieve la Yue es hielo, esta es la segunda razón. La cerámica Xing es blanca y transforma el color del te en rojo, la Yue es verde y transforma el color del té en verde. Esta es la tercera razón por la que la cerámica Yue es mejor.”

Tipos de tés más famosos en China:

- Longjing o Pozo del Dragón. Se cultiva en los alrededores de Hangzhou. El más caro y apreciado. Antiguamente la cosecha de primavera, cuando los brotes son más tiernos, se pagaba como tributo para consumo exclusivo del emperador. Es un té verde de sabor suave. Se bebe en tazas grandes y se vierte agua caliente sobre las hojas de té por 3 veces. Dicen que la primera agua es un encuentro, la segunda un placer y la tercera una despedida.

- Biluochun: se cultiva en las orillas del Lago Taihu.

- Yinshi. De la isla Junshan en el Lago Dongting, de Hunan.

- Oolong. Es un té verde semi-fermentado que se consume en las provincias de Fujian, Zhejiang y en Taiwan, aunque cada vez se está poniendo más de moda por todo el país. Se toma tras un complicado ritual en el que se dispone de dos teteras, una con las hojas de té y otra con agua hirviendo, con la que se hacen sucesivos pases por el té. Cada vez, en unos segundos, coge la esencia de la infusión. Se sirve en tazas pequeñas.

- Mofeng de la Montaña Huangshan.

- Puer: Un té negro que se cultiva en la provincia de Yunnan.

En realidad hay 3000 variedades de tés y todas ellas provienen de la planta siempre verde Camelia Sinensis.

El té es la bebida favorita de los chinos y su origen se remonta a hace 3.000 años.

El origen del té:

“Había una vez un emperador chino que tenia la costumbre, para mantenerse en buena salud, de beber agua hirviendo. Un día, unas hojitas empujadas por el viento cayeron en su taza y el emperador se dió cuenta, enseguida, del delicioso aroma que emanaban. Un aroma nuevo, fresco y delicado”. Esta leyenda tiene como protagonista el emperador Sen Nang y su origen data, nada menos, que del 2737 antes de Cristo. Y es que el té durante muchos años era servido exclusivamente a los miembros de la corte imperial y a los monjes. No fue hasta la dinastía de T'ang (618-907 d. J.C), que se comenzaron a cultivar en China las primeras plantaciones de té, que permitieron la difusión de esta bebida a todos lsus habitantes. Es justamente en este período cuando se escribió El Clásico del Tè, del escritor y poeta Lu Yu.
El té verde es uno de los productos naturales que más reducen el riesgo de contraer algunas enfermedades, tales como tumores, problemas cardiovasculares y enfermedades degenerativas, asociadas a la vejez. Además de prevenir estas enfermedades, el té verde tiene otras cualidades importantes: es diurético, regula el metabolismo, baja el nivel del colesterol y combate virus e infecciones.

*

 

http://www.wenyi.com/culture/TEA/chashi/lyhcj.htm

"El verdadero conocimiento es ser conscientes de la inmensidad de nuestra ignorancia"– Confucio

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres