Blogia
Febrero Loco

Juan Barberá expone en Kessler-Battaglia

Juan Barberá expone en Kessler-Battaglia

 

Juan Barberá expone en Kessler-Battaglia el jueves 22 de mayo, a las 20.00 horas y nos anuncia: ¡sorpresa!.

 

La invitación reza:

“Mi deseo es acercarme del todo a nuestro presente, impactar con los acontecimientos actuales, sin someterme a dogma artístico alguno……

Necesito la comunicación con el mundo sensorial, el valor para acometer la fealdad, la pura vida”.

Otto Dix

 

 

Tentarte

El ejercicio derivado de la memoria cultural de la infancia es la fuente de inspiración de esta serie, por un lado crítica y por otro canallesca, que el autor manifiesta desde la experiencia o la madurez y aquello que era dogma de fe, el demonio y la carne, o lo que suponía simbólicamente cada una de aquellas imágenes que representaban  el bien y el mal como, por ejemplo, el tema de la tentación de Eva por el demonio, se convierte en un juego irónico al mostrar de una manera burlesca, deliberadamente ingenua y, tal vez, sabia en desparpajo, lúdica en sus consecuencias, aquel drama que la Humanidad ha ido arrastrando a través de la historia y la leyenda gracias al legado que nos ha ido dejando la Iglesia a través del tiempo, seguro alimentado de narraciones y fantasías literarias, cuentos y parábolas en el devenir evolutivo de la Humanidad.

El miedo da risa al contemplar a un demonio escatológico y burlesco, como disfrazado para un carnaval dantesco, hurgando con sus uñas a una pobre Eva solitaria y abandonada de Dios, siempre desde la mirada incrédula del que no se fía de los cuentos chinos, por lo general ciegamente creyentes.

Y, si la religión no es el paraíso que se nos ofrecía como la salvación del alma, si que lo es el estado místico y de paz con uno mismo que posee el autor, que le permite estar por encima del bien y del mal, próximo a lo que le conmueve.

Aspectos fisiológicos salen a la luz de la historia: el sexo, la defecación, mucosidades, pelos en las orejas, zarpas, fuego y sangre, cuernos y rabos que representan un falso drama, más bien, una opereta o un sainete o quien sabe si una ópera grandiosa, si se ve con los ojos empañados de emociones o desde la mirada del arte que todo, absolutamente todo, a través de ella queda carne, que por contraste al alma contiene al bufón que se mea en los banquetes, la doble personalidad que complementa al artista, facilita la risa y propicia el drama de la reflexión.

Juan Barberá

Abril de 2008

 

Galería de Arte

Kessler-Battaglia

Pasaje Giner, 2, bajo, izq. (Plaza de la Reina)

Valencia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres