Blogia
Febrero Loco

Hanuman y el monte Kailash

Hanuman y el monte Kailash

 

Hanuman, es el dios-mono de la religión hindú, sanātana dharma, la religión o ley eterna. Nacido de su madre mona Anajani, hijo de Shiva y Vayu, discípulo primero de Surya, el sol, y posteriormente del Señor Rama. Hanuman representa el devoto perfecto, que entrega todo al Señor: cuerpo, palabra y mente. Fuente de inspiración para todo bhakta, ejemplo de humildad y lealtad a su Maestro, él poseía todas las cualidades del discípulo.


El Ramayana es una de las dos grandes epopeyas de la India, junto al Mahabarata. En el Ramayana se cuenta la historia de Rama, octavo avatar de Vishnu sobre el planeta tierra, que una vez más descendio para restablecer el equilibrio entre la luz y la oscuridad. Allí se cuenta como el príncipe Rama fue exiliado al bosque durante muchos años, y como su amada Sita fue raptada por Ravana, y posteriormente rescatada por Sri Lanka. Se dice que en el mismo momento que miró al hermoso Rama, supo que él era el mismo Narayana, la Suprema Personalidad Divina, encarnada y en ese mismo momento le amó y le empezó a servir.

Tres historias de Hanuman, el discípulo perfecto.
Los relatos sobre Hanuman son una gran fuente de inspiración para el discípulo que sigue a un Maestro o para el devoto que se dirige fervientemente hacia la divinidad, la mayor parte de ellas se extraen del Ramayana.

La primera historia cuenta como la lealtad y empeño de Hanuman hacían que siempre tuviera éxito en todas las misiones encomendadas por el Señor. Durante la batalla final contra el demonio Ravana, Laxmana, el hermano más joven del Señor Rama, estaba fatalmente herido. Hanuman recibió la misión de traer una hierba curativa de una colina cerca de la Montaña Kailash en lo profundo del Himalaya. ¡Hanuman voló rápidamente encima del mar y la tierra (la batalla estaba teniendo lugar en Sri Lanka), pero cuando Él alcanzó la colina designada, no podía reconocer la hierba curativa. Así que sin duda alguna arrancó la colina entera y voló con ella hasta el otro extremo de la India, para llevar la hierba correcta a Rama. El discípulo perfecto busca y encuentra siempre la manera de realizar aquello que le fue encomendado por su Gurú y sabe que no hay posibilidad ninguna de fallar.
Tras las grandes aventuras acontecidas se cuenta en el Ramayana como Sita le entregó a Hanuman un bello collar de perlas muy raras de incalculable valor, como agradecimiento a su generosidad, dedicación y heroísmo. Entonces Hanuman examinó cuidadosamente el collar, lo olió, lo escuchó, lo palpó y seguidamente rompió una de las valiosas perlas, aplastándola con su gran fuerza, y observando si en su interior se encontraba lo único que para el tenia valor, Rama. Una a una fue destrozando todas las perlas del collar, nadie entendía que hacia y al preguntarle sobre su conducta dijo: “Solo trato de examinar si en estas perlas se encuentra Rama, o su santo nombre. No pude encontrar su nombre grabado en el exterior, ni escuché su sonido, ni su fragancia o su imagen, si estas perlas no contienen al Señor Rama en el interior, para mi son algo sin valor, solo piedras” Así el discípulo devoto en todas las cosas, objetos y acciones busca la constante presencia de su maestro.


Hanuman pensaba constantemente en el Señor y su Señora Sita, todo su cuerpo pensaba en ellos, cada uno de sus pelos vibraba con el nombre de Rama sin interrupción. Su devoción era tal que una vez dijo que Rama y Sita vivían en su corazón y los miembros de la corte real se rieron de él, se abrió el pecho y las formas trascendentales del rey y reina aparecieron ante la corte para su asombro. Hanuman simboliza la total fusión de Maestro y discípulo, la iluminación por la devoción al Gurú.

Mantra de Hanuman

Om Sri Hanumate Namah

Es el mantra principal de Hanuman, que puede ser cantado con los otros 108 nombres de Shri Hanuman. Algunos de estos 108 nombres describen sus cualidades divinas, recitándolos el devoto se sintoniza con esas cualidades: Vijitendriya, significa el que controla los sentidos, Shatakanttamadapahate, el destructor de la arrogancia (shatakantta), Sagarotharaka el que saltó al otro lado del oceano, Shuchaye el que es puro y casto, Shrimate el que es honrado, Sphatikabha el que es impecable y claro como el cristal, Vajrakaya el de “cuerpo diamantino”.

La promesa de Hanuman
Muchas son las cualidades y siddhis, que tuvo el rey-mono Hanuman: La perfecta coordinación del pensamiento, la palabra y la acción, gran fuerza física, estabilidad mental y carácter virtuoso. Erudito de los Vedas y los Shastras, tan sabio como humilde. Era capaz de volar, cambiar de tamaño a voluntad hasta ser como una montaña. Pero por encima de todas resplandece su total devoción. Debido a su profundo amor, Hanuman prometió que allí donde se recitara el nombre divino de Rama allí estaría él, que donde hubiera un devoto que cantara el nombre de su Señor él descendería para cantar Kirtans juntos. Y realmente es así, allí donde uno o más bhaktas se reúnen, parar cantar a la divinidad, Hanuman desciende y acompaña al aspirante espiritual en su shadana para elevar su vibración hasta ser uno con el Verbo divino.

Jai Jai Jai Hanuman Gosahin
Kripa Karahu Gurudev ki nyahin

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres