Blogia
Febrero Loco

Eduardo Blanco Amor (1897-1979)

Eduardo Blanco Amor (1897-1979)

 

Nunha destas o Milhomes adiantoume, pasando a par de min cunha navalla aberta na mau. Sacando forza de non se¡ onde, ainda o puiden acadar. Pilleino por un brazo para detelo, sen deixar de correr, e virou para min unha cara como endexamais lle tiña ollado, que era propiamente a dun home que non sabe o que fa¡.
-"¡Vaimas pagar todas xuntas ese cabrón ... ! ".
-"¡Párate al, Aladio, que te vas perder por ese canalla...!".
E foi neste instante cando me deu, para se ceibar, esta cortadela que teño no pulso por onde escomenzou a saír o sangue a tornos
.        (Extracto de A Esmorga)

 

Eduardo Modesto Blanco Amor nació en Ourense un 14 de septiembre de 1897 en el número 27 de la calle Lepanto. Cuando solo tenía 3 años su padre les abandonó, tuvo que ponerse a trabajar muy joven, con 17 años era secretario de redacción de El Diario de Orense  e inició, así, su carrera de periodista. Con 20 años emigró a Buenos Aires, una ciudad que contrataba con los ambientes en los que se había movido Eduardo, pues había un amplio acceso a la cultura, exposiciones, música, teatro,… Buenos Aires bullía. Allí contactó con sus compatriotas gallegos y llegó a ser director de la revista Céltiga, del periódico de la Federación de Sociedades Gallegas y fue cofundador de la revista literaria A Terra. En 1927 Blanco amor publico su primera novela, Os Nonnatos y poco después su primer libro de poemas, Romances galegos.  

Blanco Amor compaginó sus estancias en Buenos Aires con épocas de corresponsal, primero en Galicia y, más tarde, de 1933 a 1935, en Madrid para el diario argentino La Nación. En Madrid conoció a Federico García Lorca y le convenció para que publicase los Seis poemas gallegos. Blanco Amor, al igual que Lorca había creado una compañía teatral Teatro Español de Cámara, El Tinglado, en Buenos Aires, en ella había actores de la compañía de Margarita Xirgú; principalmente representaban teatro clásico español: Cervantes, Lope de Rueda, Calderón,…. Por aquella época escribió Poema en catro tempos.

En 1948 escribió en castellano La Catedral y El Niño, cuyo protagonista es un niño. Otra de sus obras escritas en castellano Los Miedos fue censurada, denunciada por su amigo Castroviejo como inmoral, también, su personaje es un niño, un niño que descubre su sexualidad y la decadencia de los señoriítos.

En 1957 Blanco Amor funda en Buenos Aires el Teatro Popular Gallego, un teatro popular que sirvió para mantener viva la lengua y la identidad gallegas.

Pero fue en 1959 que publicó su gran obra, A esmorga, que se publicó en Buenos Aires porque en España fue censurada.  A esmorga (La Juerga) está considerada como una de las grandes obras de la narrativa del siglo XX, muestra a la Galicia de comienzos de siglo, todos sus estratos sociales, toda la miseria y la decadencia. La obra se desarrolla en Ourense y narra una noche de borrachera con final trágico. En 1977 fue llevada al cine por Gonzalo Suarez  bajo el título de Parranda, pues la obra se tradujo al castellano, finalmente, como La Parranda. La película reúne a grandes actores como José Luís Gómez, José Sacristán, Fernando Fernán Gómez o Charo López.

A esmorga, no solo es valorada por su temática si no, también, por su innovadora técnica narrativa, por su tratamiento del tiempo. Hay tres planos, en uno el autor comienza a contarnos los hechos que ocurrieron en la ciudad donde nació sacando información de documentos y testigos presenciales. Por otro lado Cibrán, el personaje central,  en cinco jornadas, narra ante el juez los hechos que ocurrieron en esa noche de juerga, 24 horas desde que se encontró al salir del trabajo con el Bocas y el Milhomes, dos marginados sociales que le instaron a unirse a ellos de esmorga, 24 horas en las que recorren los bajos fondos de Auria, que es como el autor se refiere a Ourense, bebiendo y vagando de un lado a otro. Comienzan en una taberna, más tarde se dirigen al pazo dos Andrada donde se rumorea que vive una hermosa mujer que nadie ha visto, el Bocas queda prendado de su belleza. Después se dirigen a un pazo donde trabaja un familiar de Milhomes, en un descuido prenden fuego al pazo y salen a escape y ahí comienza una peregrinación por diversos burdeles, de donde siempre acaban echándoles. Y, así, va aumentando el grado de alcohol en sus cuerpos y el grado de delirio en sus mentes y discursos, los personajes van mostrando su carácter de forma cruda hasta el límite y, finalmente, se desencadena una terrible tragedia.

Tres tempos: los días que dura la declaración ante el juez, las 24 horas que dura la juerga y el tiempo del narrador que escribe la crónica. Según Gonzalo Allegue, allegado al entorno y la vida de Eduardo Blanco Amor, esta obra revela por fin o seu íntimo e atormentado e, significa a súa aceptación. Carballo Calero dice de ella: é indubidabre que se trata dunha pintura naturalista da sociedade, que amosa decidida preferencia polo aspectos fortes, crus, e tremendos da vida.

En 1962 se edita un libro de relatos  Os biosbardos e Xente ao lonxe. En 1965 es destinado a Galicia como corresponsal de La Nación. Años más tarde fija su residencia en Vigo y trabaja para el Faro de Vigo y llegará a formar parte de la Academia Galega. En 1972 se publica Xente ao lonxe, su última novela, se trata de un extenso relato social que muestra de fondo un poco de la Historia.

Sus últimas obras fueron de género dramático, varias obras teatrales como Farsas para títeres (1973), Teatro para a xente (1974) y Proceso en Jacobusland (1980).

Eduardo Blanco Amor falleció un 1 de diciembre de 1979 en la ciudad de Vigo. Eduardo Blanco Amor abarcó todos los géneros en una obra muy extensa: poesía, relato, novela, teatro, ensayo, libros de viajes, guiones de cine, libretos de ópera, …, también dejó multitud de conferencias, traducciones, artículos periodísticos, entrevistas, crónicas, para grandes publicaciones, entre ellas, en sus últimos años,  La Voz de Galicia, El País, La Vanguardia y en diversas revistas culturales.

 

O Furto

¿Qué vas facer co ar que me roubaches

do beizo ledo, do cantar frolido

que en ti me revelaches

no tempo amortecido,

no tempo soparado e compartido?

¿A quén lle donarás teu ser inteiro

que a min non dés na esmiuzada entrega,

e teu sen- ti veleiro,

a tua presenza cega,

presenza que me amosa e que te nega?

A fronte nos silenzos anunciada

que en flamas coronei i en reiseñores,

a boca resgatada,

os ollos feridores

que eu espertei pra bágoas e solpores.

Os màrmores do peito sen destino,

as mans sen azas, i os mañans sen roita

que eu incei do meu sino

na sua ramaxe enxoita

co teu sangue sen canto en ruda loita.

Volta pra ti nos pasos iniciaes,

enméigame outra vez na imaxe nua,

nos irtos areaes

da certidume tua,

lonxe eu do sol, ferido pola lua.

Vóltame meu door, meu gosto á vida,

o mel i fvel do sangue que me bate.

Vaite na amortecida

soma que nos desate.

Quero escoller a vida que me mate.

 

Biografía:

http://busc.usc.es/Catalogo/blanco.pdf

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres