Blogia
Febrero Loco

Patti Smith nos regala un libro: Just Kids

Patti Smith nos regala un libro: Just Kids

Patricia Lee Patti Smith, hija de una cantante de jazz, nació un 30 de diciembre de 1946 y revolucionó el mundo con su poesía, su personalidad, su arte y su voz.

Este año nos llega su libro en prosa Just Kids, que su compañero, el fotógrafo Robert Mapplethorpe, le rogó que escribiera. Tras la muerte de Robert, Patti, después de un periodo de luto, extrajo uno a uno los recuerdos, los escritos de los sesenta, los setenta, del Chelsea Hotel, un hotel por el que pasaron todos los inquietos del New York de aquellos años: poetas, músicos, escritores, ... ; tantos recuerdos, tantas vivencias...  y les dio forma, con la idea de transmitir vida y creatividad y cumplir, así, una promesa.  


Patti Smith, que roló a la par con el parto del rock & roll y formando parte de él, con sus 64 años, sigue enamorándonos.


It was the summer Coltrane died, the summer of love and riots, and the summer when a chance encounter in Brooklyn led two young people on a path of art, devotion, and initiation.”


Just Kids comienza como una historia de amor y termina como una elegía.


Yo no tenía idea de lo que sería la vida en el hotel Chelsea hasta que me mudé ahí, pero enseguida me di cuenta del enorme golpe de suerte que había sido encontrar esa habitación. Con lo que pagábamos nos podríamos haber alquilado un apartamento grande cerca del East Village, pero hundirse en este hotel excéntrico y maldito daba sensación de seguridad , además de una educación estelar. Una semana o dos después de mudarme allí, pasé a El Quixote. Era un bar-restaurante que había junto al hotel, conectado por una puerta, lo que lo hacía parecer nuestro bar, cosa que había sido durante décadas. Dylan Thomas, Terry Southern, Eugene O’Neill y Thomas Wolfe habían estado allí, entre los que levantaron demasiadas copas.

Llevaba un largo vestido de rayón estilo marinero con lunares blancos y un sombrero de paja,a  mi estilo Al este del Paraíso. En la mesa de mi derecha, Janis Joplin atendía a la corte con su banda. Más allá estaban Grace Slick y Jefferson Airplane junto con miembros de Country Joe and The Fish. En la última mesa, de cara a la puerta, estaba Jimi Hendrix, con la cabeza agachada, comiendo con el sombrero puesto, frente a una rubia. Había músicos por todas partes, sentados ante mesas con langostinos en salsa verde, paellas, sangrías y botellas de tequila. Me quedé ahí parada, alucinada, pero no me sentí una intrusa. El Chelsea era mi hogar y El Quixote, mi bar. No había guardias de seguridad, no había sensación de privilegio. Estaban ahí porque tocarían en Woodstock. Grace Slick se puso de pie y pasó a mi lado.Llevaba un vestido largo, que le arrastraba por el suelo y tenía los ojos violeta oscuro como Liz Taylor.

Hola”, le dije, dándome cuenta de que yo era más alta.

Hola”, contestó ella.

Cuando subí a mi habitación, sentí una inexplicable sensación de hermandad con toda esta gente, aunque nunca podría haber predicho que acabaría por seguir su mismo camino. Entonces, yo solo era una vendedora de libros de 22 años, medio gangster, que luchaba con algunos poemas incompletos. El Chelsea era como una casa de muñecas en La dimensión desconocida, con cien habitaciones, cada una era un pequeño universo. Caminaba por los pasillos buscando sus espíritus, muertos o vivos. Mis aventuras eran algo traviesas: apenas empujaba una puerta entreabierta para tener una breve visión del piano de Virgil Thomson, o me quedaba frente a la placa de Arthur C. Clarke, esperando que él emergiera repentinamente. Ocasionalmente me chocaba con Gert Schiff, el académico alemán, armado con volúmenes sobre Picasso, o con Viva en Eau Sauvage. Todos tenían algo que ofrecer y nadie parecía tener mucho dinero. Hasta los exitosos parecían tener el dinero justo para vivir como vagabundos extravagantes.

Yo amaba el lugar, su ajada elegancia y su historia, que guardaba con tanto celo. Había rumores sobre un par de pantalones de Oscar Wilde languideciendo en los sótanos inundados. Aquí había pasado sus últimas horas Dylan Thomas, sumergido en la poesía y el alcohol. Thomas Wolfe se movía entre cientos de páginas de un manuscrito que formaba You Can’t Go Home Again. Bob Dylan había escrito “Sad Eyed Lady of the Lowlands” en nuestro piso y una anfetamínica Edie Sedgwick, se decía que había incendiado su habitación cuando intentaba pegarse sus gruesas pestañas postizas a la luz de las velas.

Tantos habían escrito, conversado y convulsionado en estas habitaciones de casa de muñecas victoriana. Tantas faldas se habían arrastrado por las escaleras de mármol. Tantas almas trascendentes se habían casado, hecho su marca y sucumbido aquí. Yo olía sus espíritus mientras me escurría silenciosamente de piso en piso.

Que bonito es ser joven:

Los ’60 terminaban. Robert y yo celebrábamos nuestros cumpleaños. Robert cumplía 23, y después yo. El número primo perfecto. Robert me hizo una corbata con la imagen de la Virgen María. Yo le regalé siete calaveras de plata pegadas a una tira de cuero.

El llevaba puestas las calaveras. Yo llevaba puesta la corbata. Nos sentíamos listos para los años ’70.

Es nuestra década”, me dijo.”

 

Patti Smith ruega: “Por favor, no importa cuánto avance la tecnología, no abandonen el libro. No hay nada en este mundo material más hermoso que el libro”. Patti ama los libros, los colecciona, los mima, los huele, los fotografía, los persigue, se pierde entre sus páginas y ahora tiene uno escrito por ella en una de sus innumerables estanterías.

Dice palabras como:

 http://www.spinner.com/2010/11/17/patti-smith-just-kids-book/

Unas fotos con Robert:

http://www.harpercollins.com/browseinside/index.aspx?isbn13=9780066211312

Entrevista muy interesante y después Patti, preciosa, nos deleita con un tema dedicado a William Blake:

http://www.youtube.com/watch?v=0cHL-VXYSgI

 

Thanks Patti! You are a Great Artist, a Great Woman and a Great Human Being!

 

 

Horses and Hey Joe:

http://www.youtube.com/watch?v=c3coSfks4rQ

Because the night (a Patti Smith & Bruce Springsteen’s song):

http://www.youtube.com/watch?v=xACZHv-sLCg

http://www.youtube.com/watch?v=uoGdx3I3dPE

Helpless with Neil Young:

http://www.youtube.com/watch?v=J8VUolqWr8U

Gloria:

http://www.youtube.com/watch?v=xxygqSTO1lQ

My generation:

http://www.youtube.com/watch?v=2R5lcZFWEwg

Elegie:

http://www.youtube.com/watch?v=bKIV-vIcLDQ

Smells Like Teen Spirit:

http://www.youtube.com/watch?v=M_ciiCyxOJA

Ain’t it Strange:

http://www.youtube.com/watch?v=tg7Fe_EcnRw

Patti Smith lee uno de sus poemas dedicado a director ruso Andrei Tarkovsky. Y dice... the eternal sun runs to the mother/ she smoothes his brow and bids him drink/ from her well of hammered mist come along sweet lad/ fog rises from the ground/ the falling soot is just the dust of a simmering gem... escucha su voz y su verso:

http://www.youtube.com/watch?v=wbmzZc0A4YM

 

Web y Myspace:

http://www.pattismith.net/

http://www.myspace.com/pattismith

 

Documental sobre Patti Smith de Steven Sebring grabado en el 2008:

http://www.dreamoflifethemovie.com/

 

Actuación en 2010:

http://www.youtube.com/watch?v=faCP-vAoWAM

 

Robert Mapplethorpe (1946-1989)- Robert Mapplethorpe nació un 4 de noviembre de 1946 en Nueva York y nos dejó un 9 de marzo de 1989 en Boston. Nos deslumbró con sus fotografías en blanco y negro en gran formato de sus coetáneos, con sus desnudos y con todo lo que captó a través de su mirada con su Hasselbald.

http://www.mapplethorpe.org/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres