Blogia
Febrero Loco

Pequejazz, el jazz contado a los más pequeños

Pequejazz, el jazz contado a los más pequeños

Pequejazz es una colección de cuentos y CDs para niños de Patricia Monasterio que, a partir de su quinto título Un viaje cool, ha sumado la inclusión de un DVD de dibujos animados.


Pequejazz está pensado para niños de 6 a 14 años.

 

http://www.youtube.com/watch?v=0uilr9Du_jY

 

En el primer volumen: El secreto de Dexterity nos introduce en los orígenes del jazz y nos lleva hasta el hardbop. El cuento escrito por Patricia Monasterio y narrado por Juan Luis Rovira cuenta con la ambientación musical de varios músicos dirigidos por Juanma Barroso. Incluye temas de John Coltrane, Charlie Parker y Louis Amstrong.

 

En El secreto de Dextérity, el personaje principal llamado Dextérity, nombre tomado de un tema de Charlie Parker, narra la historia del jazz a tres niños que desean ser músicos y lo hace a través de un recorrido por su propia vida.

 

Encontramos las siguientes etapas: África viaja a América (La prehistoria del jazz), Nueva Orleans, Chicago (Louis Armstrong y la big band de niños), Swing, Nueva York (Jack Sugar es vencido por el Bebop), Tiempolastic (coll jazz) y El secreto de Dextérity (Hardbop), todo ello amenizado con obras musicales que muestran y ejemplifican las diferencias de los diversos estilos, interpretadas por los músicos Juanma Barroso, batería; Miguel Ángel Chastang, contrabajo; Germán Kucich, piano; Cristina Mora, voz; Bobby Martínez, saxos; Manuel Machado, trompeta y José Pardal, trombón.

 

En el segundo: Irene Tejemaneje y la magia del Swing se detiene en los grandes estilos del jazz: el swing, con sus grandes orquestas y los músicos más relevantes. Se dan a conocer las Big Band y el swing con músicos como Duke Ellington, Glen Miller, Billy Strayhorn, Dizzy Gillespie, Earl Brent y Count Basie.


En este cuento musical, una pequeña de diez años, Irene Trejemaneje, conocedora de astutos trucos de magia, conoce a Palmira Todoídos, quien le descubre los secretos de una música llena de magia: el swing, sus orígenes, sus principales características, su edad de oro, el riff y las apariciones de las big bands. Todo ello, al igual que en el CD anterior, acompañado de momentos musicales interpretados por Miguel Ángel Chastang, contrabajo; Germán Kucich, piano; Juanma Barroso, batería; Paula Bas, voz; Bobby Martínez, saxos; Manuel Machado, trompeta y Roberto Pacheco, trombón; junto a las voces delos  niños: Manuel Borrás Monasterio, Lucas Fuentes, Yuval Molina y Pedro Morego,  y bajo la dirección musical de Bobby Martínez.


En el CD se incluyen los temas: Pensilvania 65000 (Glenn Miller, arr. Jerry Gray), In a Mellow tone (Duke Ellington, arr. Oliver Nelson), Take the A Train (Billy Strayhorn), Angel Eyes (Earl Brent / Matt Dennis), Hay Burner (Count Basie, arr. Sammy Nestico) y Salt Peanuts (Dizzy Gillespie)

 

En el tercero: Una reunión de amigos nos adentramos en el terreno del bebop, estilo que revolucionó el jazz y sentó las bases de todo el jazz moderno. Cuenta con: Chris Kase, trompeta; Germán Kucich, piano; Juanma Barroso, batería; Paco Charlin, contrabajo y  Perico Sambeat, saxo. Y en la narración e interpretación: Juan Luis Rovira, Inés Rovira, Manuel Borrás Monasterio, Marino Rodríguez, Margarita Ponce García y Pablo Tribaldos. En este volumen la dirección musical es del prestigioso saxofonista valenciano Perico Sambeat.

 

El cuarto: La isla de Dexterity es un complemento del capítulo anterior con el paso por el hard bop y su influencia posterior Incluye temas de Art Blakey, Horace Silver o John Coltrane.


Con Juanma Barroso, batería; Miguel Ángel Chastang, contrabajo; Germán Kucich, piano; Manuel Machado, trompeta y Bobby Martínez, saxo. La dirección musical está a cargo del saxofonista Bobby Martinez.


Temas: Firm roots (C. Walton), My one and only love (Wood/Mellin), 26-2 (J. Coltrane), Sidewinder (L. Morgan), Blues March (B. Golson), Prescription for the blues (H. Silver), Punjab (J. Henderson), Someday my prince will come (M. Davis).

 

El quinto: Un viaje cool se explora el cool y tiene como novedad la introducción de un Dvd de dibujos animados.

http://www.youtube.com/watch?v=0uilr9Du_jY


La música está interpretada por Germán Kucich, piano; Ariel Bringuez, saxos; Reinier Elizalde, contrabajo; Juanma Barroso, batería; Manuel Machado, trompeta y dirigida por Juanma Barroso.


Los temas: Milestones (Miles Davis), Boplicity (Miles Davis/Gil Evans), Ablution (Lennie Tristano), Take Five (Paul Desmond), All Blues (Miles Davis), Freddy the freeloader (Miles Davis) y So What (Miles Davis).

 

Dexterity se adentra con su nave y su robot en el espacio del Cool, uno de los más interesantes e influyentes estilos del jazz, donde brillan las estrellas de Miles Davis, Gil Evans o Paul Desmond. Tanto la selección de temas como la interpretación, a cargo del equipo habitual de Pequejazz, son, quizás, las mejores hasta el momento en esta colección.

 

Esta magnífica idea surge desde la Escuela Popular de Música y Danza y del imaginario de Patricia Monasterio que crea personajes como Mr. Muérmix  o  Dexterity, nuestro héroe, que se convierten en el hilo conductor que nos permite ir conociendo maravillosos temas desde Louis Amstrong a Miles Davis pasando por Basie, Gillespie, Parker, Coltrane, Walton...

 

Su propósito es didáctico y quiere responder a preguntas como: ¿cómo improvisan los músicos?, - ¿se puede aprender a improvisar? O ¿qué caracteriza el ritmo?. Ni más ni menos.

 

Todos los volúmenes de Pequejazz están editados por el sello Crescent Records. Pequejazz se distribuye en bibliotecas, escuelas de música y puede comprarse en la FNAC.

 

http://www.populardemusica.com/pequejazz.epmd

 

 

Aprovechando os dejo un paseito por la historia del jazz:

El baterista Art Blakey, que describió el hard bop como “el movimiento de vuelta a los orígenes”, formó y dirigió un proyecto fundamental del género: The Jazz Messengers. En 1954, Los Messengers se presentaron públicamente en el club Birdland, de Nueva York. En ese momento, su director musical era el pianista Horace Silver. La música que ese día interpretaron fue inmediatamente reconocida como la legítima y natural heredera del be bop y marcó las distancias con respecto a los músicos blancos que en la costa oeste estadounidense tocaban un estilo llamado cool.

Asimismo, podríamos decir que el Miles Davis Quintet devolvió al jazz el blues y la improvisación que el cool había eliminado. Rompieron con este estilo y consiguieron diferenciarse del resto de los grupos gracias al peculiar estilo de Davis y al vibrante sonido del saxo de John Coltrane. La prensa los proclamó los salvadores del jazz. Miles publicó varios álbumes para Columbia entre 1955 y 1956 que lo consagraron, si no como uno de los músicos fundacionales del hard bop, sí como el más avanzado de esta nueva generación. Otra asociación musical es fundamental para el desarrollo del hard bop: la del pianista Thelonious Monk con Coltrane. El sonido que produjeron revolucionó la música jazz.

Otro de los quintetos hard bop más impor tantes fue el que condujo Horace Silver. Silver está considerado como el primer pianista funk de la historia por la influencia afroamericana gospel que tan claramente describió al
hard bop y lo hizo diferenciarse del be bop.

En los 50 surgió además una generación de excelentes percursionistas, como los bateristas Philly Joe Jones, Roy Haynes y Jimmy Cobb
y los contrabajistas Oscar Pettiford, Paul Chambers y Charles Mingus; entre los pianistas, además de los nombrados arriba, destacaron Wynton Kelly y Red Garland, magníficos intérpretes de un blues muy cargado de soul, de la misma forma que los guitarristas Wes Montgomery y Kenny Burrell. Metales destacados fueron los trompetistas Clifford Brown, Lee Morgan, Blue Mitchell y Donald Byrd y los trombonistas Curtis Fuller y Slide Hampton.

Otros protagonistas destacados fueron los saxos altos de Jackie McLean,Cannonball Adderley
y Phil Woods, los tenores Sonny Rollins, Dexter Gordon y Benny Golson, el barítono Pepper Adams... 
En los 80, los Messengers de Art Blakey, siempre en la brecha, continuaban siendo una sorprendente cantera de excelentes y jovencísimos músicos, muchos de ellos originarios de Nueva Orleans, como los hermanos Marsalis, Terence Blanchard, Wallace Rooney...

Y, el jazz sigue vivo desarrollándose y creciendo y con un futuro muy esperanzador.

***

¡Gracias por Pequejazz!

 

***

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres