Blogia
Febrero Loco

Boris Vian (1920 - 1959) et le jazz

Boris Vian (1920 - 1959) et le jazz

 

Si les poètes etaient moins bêtes...

 

Si les poètes étaient moins bêtes
Et s’ils étaient moins paresseux
Ils rendraient tout le monde heureux
Pour pouvoir s’occuper en paix
De leurs souffrances littéraires
Ils construiraient des maisons jaunes
Avec des grands jardins devant
Et des arbres pleins de zoizeaux
De mirliflûtes et de lizeaux
Des mésongres et des feuvertes
Des plumuches, des picassiettes
Et des petits corbeaux tout rouges
Qui diraient la bonne aventure
Il y aurait de grands jets d’eau
Avec des lumières dedans
Il y aurait deux cents poissons
Depuis le croûsque au ramusson
De la libelle au pépamule
De l’orphie au rara curule
Et de l’avoile au canisson
Il y aurait de l’air tout neuf
Parfumé de l’odeur des feuilles
On mangerait quand on voudrait
Et l’on travaillerait sans hâte
À construire des escaliers
De formes encor jamais vues
Avec des bois veinés de mauve
Lisses comme elle sous les doigts

Mais les poètes sont très bêtes
Ils écrivent pour commencer
Au lieu de s’mettre à travailler
Et ça leur donne des remords
Qu’ils conservent jusqu’à la mort
Ravis d’avoir tellement souffert
On leur donne des grands discours
Et on les oublie en un jour
Mais s’ils étaient moins paresseux
On ne les oublierait qu’en deux.


Je voudrais pas crever, 1962.

 

 

 

Músico, compositor, crítico de jazz, autor dramático, novelista, poeta, traductor, libretista, director de orquesta.... en dos palabras: Boris Vian,  que de niño se enamoró de la corneta de Bix Beiderbecke y decidió aprender a tocar la trompeta. Su afición a la música le llegó por su madre Yvonne Ramenez que tocaba el piano y el arpa y su amor a las letras de su padre Paul Vian, poeta y traductor de inglés y alemán al francés e viceverse.

 

http://www.youtube.com/watch?v=0Ue9igC7flI

 

Con 17 años se hizo socio del Hot Club de France que habían fundado Django Reinhart y Stephane Grappelli. En 1942 se unió a la banda del clarinetista Claude Abadie que tocaban jazz al estilo de New Orleans. En 1944 se unió a otro clarinetista Claude Luter y abrieron el New Orleans Club en el barrio parisino de St Germain des Près. En 1946 animado por Jean-Paul Sartre comienza a escribir, La espuma de los días y Otoño en Pekín. Su médico le aconsejó no tocar la trompeta por problemas de salud y abre con sus hermanos el Tabou, un local también situado en St Germain que fue lugar de encuentro de músicos, poetas, escritores, filósofos... . Más tarde inauguró otro local a orillas del Sena el Club Saint Germain con su orquesta como eje. En 1950 deja de tocar y escribe La Hierba Roja. Escribía críticas de jazz en el periódico Combat que dirigía Albert Camus. también colaboraba con la revista Jazz Hot. Conoció y departió con músicos como Duke Ellington, Charlie Parker o Miles Davis. Ocho años los dedicó a la difusión del jazz, de sus músicos y su música escribiendo unas increíbles y delirantes "críticas" muy adecuadas con las pretensiones e ignorancia reinante. Destacar sus catálogos de discos y músicos de jazz en los que te introducía con una ficha técnica y después con una Valoración, en la que  daba datos de interés referentes a la grabación y a los músicos como el dedicado a Sidney Bechet and his Orchestra que dice: "¡Uf! ¡Qué alivio! Al fin, un buen, muy buen, excelente Bechet. A fuerza de escucharlo diluido en formaciones malas o correctas, uno estaba desesperándose. Al fin Bechet bien acompañado, bien grabado, con dos caras que swinguean, que exaltan"... . (Aviso: si te interesa backlist ha reeditado este año sus Escritos de jazz  pero cuidado porque puede que no te recuperes).

 

http://www.youtube.com/watch?v=0nal100tfz4

 

http://www.youtube.com/watch?v=ZZBflyIpr0A

 

http://www.youtube.com/watch?v=Jydn56Cr9tw

 

http://www.youtube.com/watch?v=ZZBflyIpr0A

 

Boris Vian sufrió un ataque cardíaco un 23 de junio de 1959 en el Cinema Marbeuf diez minutos después de que comenzara a proyectarse la película sobre su obra Escupiré sobre vuestras tumbas, en la que muestra la sordidez de una sociedad y del racismo. Novela que escribió en 15 días como un arrebato necesario y presentó como la traducción de un inexistente escritor afroamericano llamado Vernon Sullivan. Su protagonista es Lee Anderson, un afromericano que decide vengar la muerte de su hermano al que lincharon y ahorcaron por mantener relaciones con una mujer blanca. Boris vendió los derechos de autor para su adaptación al cine. El típico cepo, en principio le encargaron el guión pero tras varios desacuerdos con la productora y el director le apartaron del proyecto así que el día que murió asistía de incógnito al pre estreno del despropósito.

http://www.youtube.com/watch?v=sD7VqJNj54o

 

 

 

 

No sé si me muevo en la lógica exactamente; y esta duda quizá procede de que para mí la lógica no es la lógica aristotélica. Nunca he podido contentarme con la lógica de lo blanco y de lo negro, con la lógica de dos únicos valores contrapuestos. Me parece absolutamente insuficiente. Si una cosa no es negra, evidentemente puede ser blanca, pero igualmente puede ser de un montón de colores. En fin, que no es sí, no, quizá. Encuentro que estos tres valores son insuficientes.”

Boris Vian: La Espuma de los Días

 

 

 

 

No quisiera morir

 

No quisiera morir
Sin haber conocido
Los perros negros de Méjico
Que duermen sin soñar
Los monos de culo pelado
Devoradores de trópicos
Las arañas de plata
En el nido trufado de burbujas
No quisiera morir
Sin saber que la luna
Con su falso aire de moneda
Tiene un lado puntiagudo
Si el sol está frío
Si las cuatro estaciones
No son en realidad más que cuatro
Sin haber intentado
Llevar un vestido
En los grandes bulevares
Sin haber mirado
En una alcantarilla
Sin haber puesto el sexo
En rincones extraños
No quisiera acabar
Sin conocer la lepra
O las siete enfermedades
Que se atrapan allí
El bueno como el malo
No me darían pena
Si si yo supiera
Que lo iba a estrenar
Y está también
Todo lo que conozco
Todo lo que aprecio
Que sé que me gusta
El fondo verde del mar
Donde danzan las briznas de algas
En la arena ondulada
La hierba tostada de junio
La tierra que se agrieta
El olor de las coníferas
Y los besos de la
Que si tal que si cual
La bella que ahí está
Mi Osezno, Úrsula
No quisiera morir
Antes de haber gastado
Su boca con mi boca
Su cuerpo con mis manos
El resto con mis ojos
Ya no digo más es mejor
No ser irreverente
No quisiera morir
Sin que hayan inventado
Las rosas eternas
La jornada de dos horas
El mar en la montaña
La montaña en el mar
El fin del dolor
Los diarios en color
La alegría de los niños
Y tantas cosas más
Que duermen en los cráneos
De geniales ingenieros
De jardineros joviales
De inquietos socialistas
De urbanos urbanistas
Y de pensativos pensadores
Tantas cosas que ver
Que ver y oír
Tanto tiempo esperando
Buscando en la oscuridad

Y yo veo el final
Que bulle y que se acerca
Con su cara horrorosa
Y que me abre sus brazos
De rana patituerta

No quisiera morir
No señor no señora
Antes de haber palpado
El sabor que es más fuerte
No quisiera morir
Antes de haber probado
El sabor de la muerte...

 

Boris Vian

No quisiera morir (1952)

(pequeño libro de poemas)

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=4b5Cs0AlsZM

 

 

 

’ἐπὶ τὰ μετὰ τὰ φυσικά

 

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres