Blogia
Febrero Loco

Zachary Cale has been pouring the rain in ours souls

Zachary Cale has been pouring the rain in ours souls

  

En Valencia hay un local que su techo tiene la forma de una oreja y tiene la peculiaridad de que puedes entrar por el lóbulo y salir por el ápice: Electropura.

 

Pero lo mejor que tiene es la iniciativa de sus propietarios de ofrecer buena música dando espacio a dj’s especiales, nada comercial, solo buena música y buen rollo y sus conciertos en acústico en los que como si estuvieras en el recibidor de tu casa puedes escuchar lo mejor de la música que se hace en estos momentos desde el norte al sur de España como de músicos increíbles estadounidenses, anglosajones o de cualquier lugar, que resulta ser común, tocando en zapatillas de andar por casa.

 

Hoy ha sido uno de esos días que hemos recibido en casa y en el corazón a uno de esos músicos capaces de traer su música en acústico sin maquillaje alguno, con el corazón en primera línea.

 

Zachary Cale, el gran Zacarías, ha ido llenando de una lluvia cálida nuestro interior en posición con la hard rain de Dylan pero adaptada a estos tiempos que vivimos en los que con el corazón abierto observamos todo aquello que nos duele y sin aspavientos expresamos nuestros más profundos sentimientos. Ha sido en este día en el que en todo el mundo todo el mundo ha salido a la calle para mostrar la repulsa a tanto desatino. Zachary ha entonado su canción Revolution que ha dedicado “a todo el mundo” con un hilo de voz pero cargada de sentimiento. Y escucharlo era como una buena meditación en la que, finalmente, la saliva acude a tu boca y la tragas para recuperar todo aquella energía que habías perdido en la inconsciencia colectiva a la que se nos aboca.

 

Hemos acortado distancias, los corazones están cercanos y parece que todos seamos el mismo. Zachary nos ha dado paz con su guitarra que iba ajustando el traste minimizando paso a paso al máximo el mástil con la pinza para finalmente liberarlo de mordazas y abrir toda la acústica a su máxima vibración y rasguear las cuerdas levantando la guitarra como un homenaje y una liberación.

 

Gracias Zachary por ser tú y compartirlo con nosotros.

 

Al acabar el concierto Zachary Cale era parte de la casa, del mundo, y su corazón estará para siempre flotando en la aurícula del pequeño escenario improvisado de Electropura, de Ruzafa, de Valencia, de España, de Europa, del Mundo. Y cada vez que pasemos o bailemos en ese espacio, en ese pabellón auditivo que ha ocupado esta noche podremos acariciarlo en el recuerdo como a un hermano, de corazón a corazón.

 

http://www.myspace.com/zacharycale

http://allhandselectric.com/zacharycale.html

http://www.youtube.com/watch?v=50imYcBUcuU

 

http://es-la.facebook.com/people/Electropura-Valencia/100000483888784

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres