Blogia
Febrero Loco

Gilbertástico y su álbum Versalles

Gilbertástico y su álbum Versalles


   En este día de Los Santos Inocentes, este día que conmemora la matanza de los pequeños que murieron bajo la orden dada desde los temores de Herodes, voy a ofrecer opciones de inversión como la opción musical en lugar de una pantonímica mofa.

 

Jóvenes y no tan jóvenes músicos de “nuestros lares” se dejan los dedos y las pestañas, así como el buen comer por no abandonar lo que aman: la música.

 

Hoy, quiero que fijéis vuestros ojos y oídos en Gilberto Aubán (Valencia 1983), muchos ojos están fijados en él, tanto es así que la mayoría de los grupos le piden colaboración. Es necesario el teclado de Gilberto, su energía y su voz en bandas como Tórtel, Jonston, Dwomo, Amatria, Guillemka, Mr. Perfumme o, el mismísimo, Manolo Tarancón. Es como el toque imprescindible en un buen plato, la especie que redondea los sabores, es como el agua en el desierto.

 

Gilberto no solo compone, canta, toca el piano o cualquier instrumento que caiga en sus manos, como guitarra, mandolina, ukeleke, melódica, … si no que es como una bola arrasadora de energía que te arrastra con su buen hacer.

 

Gilberto observa, interioriza y se hace voz de lo que nos rodea, dándole su toque personal. Voz que surge arrasadora, de gran registro y que sabe adornarse de los acordes, los arpegios, los ritmos y coros que te atrapan, ya sin remisión, y te llevan a cantar con él las letras.

 

Gilberto tiene un punto de un todo que brilla más allá de donde se manifiesta.

 

Gilberto Auban es conocido como Gilbertástico, del que dice que nació en 1767 y murió en 1808 y que fue un malogrado clavicordista de varias cortes europeas conocido por sus composiciones atípicas y, por qué no decirlo, molestas para lo oídos de la época. Fue expulsado y obligado a vivir en las calles, donde murió olvidado. Así entiendes ese aire que Gilberto tiene de juglar, de enfant terrible, de pequeño genio, de futuro monstruo de la escena.

Este año, que se acaba, Gilbertastico parió Versalles, su primer disco de convenciones jacobinas con aires de revolución francesa y tonalidades barrocas del XVIII. Anteriormente, desde 2009,  tras componer y componer decidió autoeditar dos maquetas: Un tullido velo y Operación Cóndor iniciando giras por toda la península y cautivando corazones.

 

Él mismo dice de su obra:

Versalles se llama así por la pretensión de belleza, como el palacio, pero la otra cara de la moneda es que al final, la misma dinastía que empezó a construirlo fue expulsada del mismo y al rey le cortaron la cabeza. Junto a la independencia americana, la Revolución Francesa fue uno de los hechos que cambiaron el mundo occidental aunque en su día tuvieran una intención ambigua y no tan noble como pareciera (tomar el poder, al fin y al cabo). Yo tomé su intención estética como vehículo para mi música, pero hay una actitud de fondo, una reacción: por un lado, frente a toda la creación en España que sólo tiene miras para lo anglosajón y marchoso, lo pinchable. Quería que el disco fuera como lo imaginaba, aunque no lo fueran a poner en las discotecas. Nada de “punchin punchin” para parecerme a nadie que esté de moda. Es tan ridículo… En definitiva, que fuera muy mío, lo primero; lo segundo, que, tomando elementos de lo antiguo pudiera crearse algo nuevo: un disco de, por decirlo de alguna manera, “ópera folk”, o “barroquismo sinfónico”. Una revolución, cortarle la cabeza a las propias tendencias actuales de paso, cosa que, no te voy a engañar, siempre me ha atraído un poco”.

 

 

En escena Gilbertástico arrasa, añade toques teatrales tanto con su vestuario como con sus gestos y inmediatamente se mete los corazones en sus bolsillos. La formación que le acompaña, en este su primer proyecto con disco, da el toque que caracteriza la búsqueda musical de Gilberto: un violonchelo en las manos de Exequiel González que te arrastra; un contrabajo recortado en los dedos de Sento Juliá que te rafaguea con su ritmo y la batería bajo las baquetas de Rafa Estrela en la batería que van marcando los tempos con precisión para que no nos perdamos en los coros, los alientos y las rimas de Gilbertástico, irremediable y definitivamente.

 

Aunque ser músico cada vez es más duro (no hay contratos, hay que pagar las salas si quieres actuar y normalmente a precios abusivos, donde estas sacan más beneficios que los propios músicos que en muchas ocasiones hasta tienen que pagar por no cubrir los gastos ¡caigaseos la cara de vergüenza! o, en raros casos, que les contratan, simplemente no les pagan, y deben  limitarse a la conciencia cultural de pequeños locales que ofrecen sus espacios a cuenta de pérdidas por el bien de la música como si fuera una bendición) Gilberto sigue luchando como tantos otros y en su cabeza ya va surgiendo un nuevo proyecto del que esperamos disfrutar pronto así como de Versalles que desgraciadamente no está siendo girada como se merece.

 

Por lo que en estas fechas navideñas como opción de inversión en nosotros mismos os doy la opción de regalar Versalles y el atrevimiento de encargarla en grandes superficies a ver si los productos autóctonos pueden llegar a este mercado. Versalles ha sido editada por Comboi Records.

 

¡Bravo Gilbertástico!

¡Ánimo Gilberto!

¡Viva la música!

¡Eres un crack!

Y...

¡te adoramos!

 

 

http://gilbertastico.bandcamp.com/releases

 

http://www.myspace.com/gilbertasticocasero

 

http://www.chihuahua.es/1/gilbertastico_377808.html

 

http://www.comboirecords.com/category/gilbertastico/

 

http://www.mundomusica.es/2011/07/08/gilbertastico-versalles/

 

http://www.misterpollomp3.com/2011/06/gilbertastico-versalles.html

 

http://gilbertastico.bandcamp.com

 

http://www.youtube.com/watch?v=ju3fWVp2Tyk

 

http://www.youtube.com/watch?v=WSVZmRln0TE

 

http://www.youtube.com/watch?v=CMNOUbzmd0M

 

http://www.youtube.com/watch?v=Z7jQ8wsjeXk

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres