Blogia
Febrero Loco

Nacho Duato futuro director del Staatsballett en Berlín

Nacho Duato futuro director del Staatsballett en Berlín

 

 

    El bailarín y coreógrafo valenciano Nacho Duato que fue director de la Compañía de Danza Española durante casi 20 años (1990-2010) fue presentado ayer por el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit y el secretario general de Cultura, André Schmitz, como el que será, a partir de agosto del 2014, nuevo responsable y director artístico del Ballet Nacional Alemán, el Staatsballett sito en Berlín en sustitución del coreógrafo y bailarín ruso Vladimir Malajov. El Staatsballet se fundó en el año 2004 y, actualmente, consta con casi un centenar de bailarines siendo una de las compañías más grandes de Europa y su director musical no es ni más ni menos que Daniel Barenboim.

 

   Para Nacho Duato “es como un sueño” este reconocimiento a su trabajo y su creatividad así como el cariño que le han mostrado los bailarines y las autoridades berlinesas. Duato manifestó ayer, tras el acto oficial, que espera hacerse querer por el público. Claro está que ya es querido, de hecho aún danza en el aire el impacto de la modernidad de su coreografía Arcangelo sobre la música Arcangelo Corelli y Alessandro Scarlatti que se representó en mayo de 2012 en Berlín y que tuvo un gran impacto en el público. En la actualidad Duato está dirigiendo el Ballet del Teatro Mijailovski de San Petersburgo que antes regia Vladimir Malajov el que ha revolucionado con su concepto de la danza moderna o contemporánea.

 

Nacho Duato es una parte importante en la historia de la danza contemporánea porque no solo es un gran bailarín y un gran coreógrafo si no que su pasión por la danza contemporánea de la que supo en Valencia a finales de los 70 cuando nos llegaron las imágenes de Isadora Duncan a la pantalla del cine y que fue como una semilla que brotó haciéndonos descubrir la existencia de figuras increíbles del mundo de la danza contemporánea como Martha Graham, José Limón, cuya energía salía por los dedos, Merce Cunningham, Maurice Bejart o el posterior impacto en los escenarios como el de Momix en el Teatro Principal. Inoculado Nacho Duato por este pregermen que apenas comenzaba a brotar su deslumbramiento por la Danza Contemporánea, su pasión y su coraje le han llevado a ser una parte importante la historia de la danza contemporánea como bailarín, coreógrafo, divulgador y maestro.

 

Mientras en Valencia  este germén de la danza contemporánea luchaba por desplegar sus primeras hojas con esfuerzo en pequeños grupos independientes como el GIAP (1977), Vianants o Ananda Danza que comenzaban a ocupar los escenarios y destacaban bailarinas como Olga Poliakof o Gracel Meneu abriéndose paso como podían también en otros puntos de España también resaltaban bailarines como Cesc Gelabert, Ramón Oller o Víctor Ullate. Mientras esto ocurría Nacho Duato, rápido y como buen pájaro, ya había emigrado, mucho antes de que esa semilla diera algún pequeño fruto en nuestra tierra.


Finales de los setenta, un jovencísimo, rubio, alto y delgado Ignacio Duato vio que aquí no podía volar y se debatía en dudas hasta que finalmente se fue a Londres porque en España a lo más moderno que se podía llegar era a algún musical muy a lo Broadway y muy escasos por no decir inexistentes además de los rescoldos opresores de la creencia de que el ballet era para niñas. Duato quería bailar y entrar a fondo en esa revolución de la danza que apenas nacía y ya tenía referentes en Europa y que era lo que había despertado algo en su interior, algo necesario como respirar. Así es que Duato decidido al fin hizo las maletas e inicio su formación académica empapándose de Marie Rambert, de Maurice Bejart o de Alvin Ailey pero también se movió allí donde cualquier figura importante en este terreno diera un curso, ávido de aprender.

 

En 1980 ya subió a los escenario con el Cullberg Ballet en Estocolmo, después, fue a Holanda en busca de Jiří Kylián e ingresó en Nederlands Dans Theater y allí se estrenó en 1983 como coreógrafo con su absolutamente bello Jardí tancat (Jardín cerrado) con música de María del Mar Bonet, coreografía que le valió el Primer Premio en el Concurso Internacional de Colonia (Internationaler Choreographischer Wettbewerb, Köln). En 1988 le nombraron coreógrafo estable de la Nederlands Dans Theater junto con Hans van Manen y Kylián. Sus coregrafías llegaron a ballets de todo el mundo como el American Ballet Theatre o el Ballet de la Ópera de París; el mísmisimo Ballet de la Ópera de Berlín, la Compañía de Ballet Australiano, Les Grands Ballets Canadiens, el Stuttgard Ballet, el Ballet Gulbenkian de Lisboa, el Ballet de la Ópera de Finlandia, el Ballet de San Francisco e incluso el Royal Ballet de Londres.

 

Nacho Duato ha trabajado mucho, ha soñado y ha conseguido con mucho esfuerzo milagros allí donde ha puesto su energía. Su inquietud artística le llevó, cuando empezó a arrancar, a moverse por todo el mundo ya para formarse, ya para trasmitirla y, después, para formar a otros bailarines y plantar muchas semillas. La emoción me hace repetirme y perder el hilo, lo siento pero ¿qué decirte Nacho?: ¡Felicidades y Gracias! suena a poco.

 

Parece un milagro que la danza contemporánea que no hace ni cinco décadas que comenzó a abrirse paso entre la rigidez de las formas clásicas y el almidonado tutú, rompiendo formas, descoyuntando figuras, desnudándose o enchaquetándose, traslando ritmos urbanos, formas cotidianas a los escenarios sea hoy algo que ya no escandaliza si no que tiene escuela y un gran bagaje a sus espaldas, parece un milagro pero ha sido gracias a bailarines y bailarinas que como Nacho Duato han luchado contra las adversidades y no se han conformado con lo que había si no que han querido ir más allá.

 

Duato creció como bailarín y coreógrafo dentro de esta revolución en el mundo de la danza y ha formando parte importante dentro de ella, arriesgando y regalando nuevos conceptos de técnicas, de coreografías y de concepción escenográfica. Durante 20 años luchó y peleo contra los viejos esquemas en la Compañía Nacional de Danza Española y consiguió verdaderos prodigios y puede estar orgulloso de su titánico esfuerzo porque muchos de los bailarines y bailarinas que formó siguen sus pasos y lo respetan como lo que es un gran maestro.

 

El haber conocido ayer el futuro nombramiento como director artístico del Staatsballet de Berlín de Nacho Duato en el pie corredizo de un telediario que emitía desaliento, malas energías y una profunda depresión fue como un fogonazo de luz que iluminó al instante mi corazón y mi rostro. Una alegría que sé compartida por muchos que no emigraron, una alegría para los abatidos, una alegría para los que luchan cada día, una alegría para los que pierden la esperanza y para los que cada mañana la alimentan. Una alegría que se reconozca el mérito profesional una vez más de nuestro querido Nacho Duato. ¡Gracias!

 

¡Enhorabuena, disfrútalo y háznoslo disfrutar!

 

El Morgenpost de Berlín de hoy:

http://www.morgenpost.de/kultur/berlin-kultur/

http://www.morgenpost.de/kultur/berlin-kultur/article113447898/Nacho-Duato-wird-neuer-Chef-beim-Staatsballett.html

 

La web de El Teatro Mikhailovsky:

http://www.mikhailovsky.ru/en/events/latest_news_from_nacho_duato/

 

 

Web del Staatsballett de Berlín:

http://staatsballettberlin.wordpress.com/

 

Coreografías de Duato:

http://www.youtube.com/watch?v=G1_DDNLQd3s

http://www.youtube.com/watch?v=V4nzcgBiNro

http://www.youtube.com/watch?v=35QQO2wgedQ

http://www.youtube.com/watch?v=9Lr6iT4P6zo

http://www.youtube.com/watch?v=tbEtX_GJtFo

 

http://www.youtube.com/watch?v=yycvbFwy0yk

 

 

http://febrerillloco.blogia.com/2007/072101-nacho-duato-nos-baila-y-nos-regala-su-voz.php

 

¡BRAVO!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres