Blogia
Febrero Loco

Camafeo

Camafeo

Un Camafeo del Siglo III d.J.C. tallado en sardónica y recubierto de oro, una joya.

 

Los camafeos siempre han sido piezas de orfebrería muy apreciadas, se obtenían labrando piedras preciosas o conchas, se conservan piezas de las culturas persas o greco-romanas, que son verdaderas joyas; pero su origen se remonta a los sellos cilíndricos babilónicos o la civilización egipcia.

Las piedras deben tener distintas cualidades, una de ellas es la superposición de capas de distintos colores, como las ágatas o las conchas Cassis madagascariensis, llamadas sardónica, de fondo marrón con superficie blanca, para que, así, al realizar la talla la figura quedara sobre un fondo más oscuro o más claro, éstas son las más apreciadas; otra es por su brillo, como en el caso del nácar; o por su blancura, como con el marfil, o su apariencia traslúcida, como con el ónice o el cuarzo.

A la hora de tallar un camafeo, el orfebre observaba la pieza detenidamente antes de cortarla, a veces de una misma concha pueden surgir hasta tres camafeos; las formas irregulares dan la idea al artesano de la figura a descubrir. Figura que dibuja y, luego de lijar la pieza hasta su espesor adecuado, pasa a esculpir en relieve con buriles adecuados al material a vaciar, este arte se llama glíptica, del griego glypho: grabar; también, se usaba esta técnica para grabar los sellos, con los que antiguamente se sellaban los documentos importantes.

El arte del tallado de camafeos resurgió en los siglos XIV y XV en Alemania, Francia, Italia y Flandes, donde se tallaban camafeos en nácar, especialmente. Más tarde, se usaron materiales de países exóticos como caparazón de tortuga, marfil, jade o ámbar. En Francia llegaron a considerarse piezas muy valiosas, no había mujer que no tuviera un camafeo, colgante, broche o, incluso anillo, se llaman camée. Sobre todo se hicieron muchas piezas en la época del art nouveau o art decó, de perfiles de mujer, desde los años veinte hasta finales del siglo XIX.

Principalmente, en las piezas de pequeño tamaño se tallaban perfiles de hombres poderosos, como emperadores y, luego, los motivos fueron perfiles de mujer o flores. Las piedras de mayor tamaño permitían tallar hasta paisajes.

Nunca, pues, habrá dos camafeos iguales, pues el camafeo nace de las formas irregulares de su base pétrea o caliza.

Mira como se talla:

http://picasaweb.google.com/guypdg/CroisiReCostaSept2007/photo#5119608356342262578

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres