Blogia
Febrero Loco

Papá Noel - San Nicolás

Papá Noel - San Nicolás

Papá Nöel, San Nicolás, Santa Klaus, San Nicolás de Bari, es en realidad San Nicolás de Myra, que nació en el siglo IV, en el 271 a.J.C., en la ciudad portuaria de Pátara, de la provincia de Licia, en Asia Menor, actual Turquía y murió en el año 343, un 6 de diciembre, que es el día en que se celebra su onomástica, a los 72 años.

Cuando era muy joven sus padres murieron en una epidemia. San Nicolás quedó huérfano y con una gran fortuna. A cargo de su tío, obispo de la ciudad de Pátara, Nicolás fue educado en un monasterio y como su fe era muy grande fue ordenado sacerdote. Nicolás repartió su fortuna entre los necesitados, a los que ayudaba sin darse a conocer porque no quería recibir agradecimientos.

Hay muchas historias de sus milagros como la de que salvo a tres chicas de la prostitución debido a la súbita pobreza de su padre, antes un hombre rico, Nicolás echó tres sacos de oro por su chimenea y fueron a parar a sus medias, que estaban colgadas secándose en la chimenea, con este dinero el padre pudo pagar las dotes de sus hijas y casarlas; también resucito a tres niños que habían sido descuartizados por un carnicero y puestos en salmuera para convertirlos en carne en conserva, en una época de hambruna; San Nicolás sacó los trozos de la tinaja, los juntó, rezó y milagrosamente recobraron la vida, sin apenas un pequeño rasguño; también, calmo una tormenta y salvó a tres náufragos condenados a muerte injustamente, apareció entre las nubes y calmó al mar con su bastón. Otro día, iban a condenar injustamente a tres amigos suyos que estaban muy lejos; ellos rezaron pidiendo a Dios por la intercesión de Nicolás, su obispo, para que los protegiera y, esa noche, en sueños el santo se apareció al juez y le dijo que no podía condenar a esos tres inocentes y, estos, fueron absueltos.

Nicolás, hombre milagroso y bondadoso deseaba irse a vivir al desierto en soledad, a visitar la Tierra Santa donde vivió y murió Jesús, pero Dios le dijo que no podía ser pues lo necesitaban en el mundo, así es que volvió a Myra.

Un día murió el obispo de Myra y, a la hora de elegir un sucesor, los obispos se reunieron y pidieron ayuda a Dios y éste les dijo que el primero que entrara en la iglesia, ese debía ser el nuevo obispo. Nicolás que iba, todos los días, al templo a rezar, fue el primero en entrar, vestido como un pobre; el obispo que esperaba en la puerta al verlo entrar, le cogió de la mano y le comunicó la decisión divina. Y, así, Nicolás fue nombrado obispo de Myra y padre de los huérfanos, de los pobres, de los ofendidos y benefactor de todos.

San Nicolás tenía una barba blanca, era de carácter muy amable, nunca se enojaba por nada, vestía muy sencillo y sólo comía una vez al día.

Nicolás nació en un tiempo de grandes cambios, el Imperio Romano gobernaba las tierras alrededor del Mar Mediterráneo, pero las personas por todo el imperio estaban dejando de adorar a los dioses paganos del Imperio. Muchos se estaban convirtiendo al cristianismo. El emperador Diocleciano, que gobernó el imperio desde el 284 hasta el 305, perseguía y mataba a los cristianos. Nicolás fue encarcelado y allí dio ánimos a todos los demás presos para que no perdieran la fe. Al llegar al poder el nuevo emperador, Constantino, lo dejó en libertad.

En el año 313, Constantino aprobó una ley, llamada el edicto de Milán, que permitía a los cristianos adorar libremente a su Dios. En el año 325, Constantino llamó a todos los obispos de la Iglesia a un gran concilio en la ciudad de Nicea, Turquía. Este fue el primer concilio ecuménico en la historia de la Iglesia. Constantino se hizo cristiano antes de morir en el 337. La conversión de Constantino hizo muy feliz a su madre santa Elena. Ella era cristiana y había rezado para que su hijo se convirtiera al cristianismo. Otros santos que vivieron durante este tiempo son San Antonio de Egipto, San Basilio el Grande y San Martín de Tours.

Nicolás regreso a su obispado. Es difícil enumerar a los que ayudó y los milagros que hizo, entre otros el que realizó cuando en su obispado empezó una severa hambruna. San Nicolás se presentó en un sueño a un comerciante, que estaba en Italia con su barco comprando pan, trigo y comida, el Santo le entrego en el sueño monedas de oro y le ordenó a navegar hacía su ciudad y traerles comida. Al despertarse, el comerciante, viendo en sus manos las monedas de oro se asustó y para cumplir lo que le ordenaba el Santo, llevo comida al país hambriento y contó a todos la visión milagrosa que lo había llevado hasta allí.

San Nicolás fue tan popular que se le han construido en todo el mundo más de 2.000 templos.

Oración:

La verdad de tus obras te mostró ante

tu grey como canon de la fe, ejemplo

de virtud, maestro de abstinencia; así

como por la humildad obtuviste las

alturas y por la pobreza las riquezas,

oh Padre y Jerarca Nicolás, ruega a

Cristo Dios que salve nuestras almas

La leyenda de San Nicolás viajó hasta instalarse en Europa formando parte de muchos mitos como el de Santa Claus, que en Holanda se llama Sinterklass o Sint Nicolaas, que llegó en barco desde España con Zwarte Piet, un pícaro ayudante; en Finlandia, se llama Joulupukki, un generoso hombre mayor que viaja en un trineo desde su casa en Laponia; en la Europa anglófona, se convirtió en el Padre Navidad o Saint Nick, aunque el nombre americano de Santa Claus (del holandés Sinterklaas) se está convirtiendo en el más popular.

Puede ser el personaje más querido de la Navidad, pero Santa no está solo en la tarea de entregar regalos, pues en las noches navideñas los cielos de Europa están llenos de personajes fantásticos. En Italia, los niños reciben la visita de La Befana, una mujer mayor que viaja en una escoba encantada; en Alemania, Suiza y Austria, el Christkind o Cristo Niño, que recompensa a los niños con regalos. En otras zonas de Europa, los niños que duermen son visitados por el Niño Jesús, la Pequeña Estrella o los tres Reyes Magos.

San Nicolás murió en Myra, cerca de Anatolia pero sus reliquias yacen en Bari, porque cuando los mahometanos invadieron Turquía, un grupo de católicos sacó las reliquias del santo y las llevó a esta ciudad de Italia.El recuerdo de este hecho se celebra el 22 de mayo según el calendario actual. Las reliquias despiden poderes curativos.

A pesar de su muerte San Nicolás no ha dejado de ayudar a los necesitados. Durante más de mil quinientos años él ha ayudado a todo aquel que se lo ha pedido.


Oración
Glorioso San Nicolás,
Venerado Santo mío,
Yo en tus bondades confío
Que mi pena sanarás.
Espero que rogarás,
Por este gran Pecador,
Y que mi acerbo dolor
Ministrarás el consuelo;
Ya que tú eres en el cielo
De los pobres protector.

 

Aunque la leyenda de Papá Noel sea antigua y compleja, y proceda en parte de San Nicolás, la imagen familiar de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes es una invención estadounidense de estos años. Hasta que el escritor inglés Clement Moore lo imaginó en un trineo llevado por ocho renos, Papá Noel repartía sus regalos a pie o montado en un caballo blanco. Pero además, no siempre tuvo la imagen universal que se conoce hoy. El nuevo aspecto de tan querido símbolo navideño, un hombre regordete de sonrosadas mejillas y larga barba blanca, se debió al arte del caricaturista norteamericano del siglo XIX Thomas Nast, quien representó así a Santa en una ilustración. En 1931 una marca de gaseosas le encargó al diseñador Haddon Sundblom que dibujara un Papá Noel para su campaña navideña. Esa imagen quedó en el imaginario popular y luego ya nadie lo imaginó de otra forma.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres