Blogia
Febrero Loco

La mujer y la salud (1)

La mujer y la salud (1)

Inanna

Las mujeres siempre han sido sanadoras, fuente de vida y sabiduría desde los tiempos más remotos; el dar vida y cuidar de ella es inherente a su naturaleza y la alimentación nunca ha tenido secretos para la mujer, la alimentación-medicinal y un sexto sentido de prevención. La mujer preserva la especie y su figura es mágica para favorecer la fertilidad o proteger durante los partos. Siempre ha estado relacionada con la salud en el mundo de la magia, de hecho, lo que hoy conocemos como chamán, tiene su origen en la mujer. La magia es esa relación directa con lo natural que la mente racional no puede abarcar; el movimiento armonioso de la naturaleza si se rompe sólo la magia puede armonizarlo de nuevo; instinto, sabiduría, sólo son términos, pero que es grandeza nadie lo duda antes sus efectos.

Doctoras y sanadoras ha habido durante todos los años de historia aunque sus nombres apenas suenan apagados en algunos documentos o relatos. De la magia, también, se pueden recoger y constatar sus experiencias, al fin y al cabo todo es magia, y luego se separa cuando la magia pierde su naturaleza, su comunión con la naturaleza, y pasa a ser teoría como una cuadratura del círculo.

Las palabras constatan hechos pero un buen médico debe saber ver y debe tener sabiduría practica e innata. La mujer por su naturaleza posee sabiduría innata con respecto al cuidado y la prevención, a la aplicación de ungüentos, plantas o preservar de los males externos, el viento, el calor, el frío, el mal de ojo, que no es ni más ni menos que una mala vibración emocional…

En Mesopotamia, en la cuna de la civilización, se han encontrado tablillas sumerias que nos hablan de que la descendencia era matrilineal, la mujer, todavía, no estaba bajo el poder patriarcal. Hasta el 2000 a.C. las sumerias participaban en ritos sagrados y, si eran solteras, actuaban como sacerdotisas-sanadoras. Una de las diosas sumeras más importantes fue Inanna, o Ishtar según la llamaban los asirios, era diosa de la tierra y del cielo, señora de la noche y estrella de la mañana; representaba el amor, la salud y el alumbramiento (parto), es la mujer la que da luz al mundo.

Los sumerios están considerados como la fuente de la medicina, el texto médico más antiguo se recoge en dos tablillas sumerias. Se han recuperado 800 recetas en la tumba de la reina Shubad de Ur del 3500 a.J.C, se han encontrado herramientas quirúrgicas de piedra y bronce, así como fetiches y amuletos, y, también, tablillas de arcilla con recetas para combatir el dolor. Sus conocimientos de medicina, sobre el cuerpo humano y sus enfermedades se transmitieron por las rutas de comercio a los fenicios, egipcios y griegos. La enfermedad era considerada como un mal moral, o la acción de un insecto o anélido, de hecho, su experiencia en enfermedades parasitarias endémicas era muy importante.

Las mujeres sumerias hasta el 2600 a.J.C. practicaron no sólo la medicina, sino también como cocineras, barberas y escribas. Pero, sobre el año 1000 a.J.C., la sociedad sumeria entró en decadencia y se excluyó a la mujer de la educación, de tal manera que desde el año 700 a J.C. ya no consta ninguna mujer doctora o escriba, y pasan a ser comadronas, nodrizas o enfermeras.

Así es, en todas las sociedades llega un momento que la presencia de la mujer se diluye de lo público, reconocido o constatado.

(Continuará).....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres