Blogia
Febrero Loco

Barraca Toni Montoliu: Huerta, paella y milagro

Barraca Toni Montoliu: Huerta, paella y milagro

 

    Como un pequeño oasis entre tanto despropósito la Barraca de Toni Montoliu recoge la esencia de la huerta y la tierra valenciana aderezada de lo culinario. Perdido en l’Horta Nord de Valencia, en Meliana, se halla este milagro de bienestar.

 

   Siguiendo las indicaciones que se alzan entre campos de patatas, sandias, melones, chufas, alcachofas y demás productos que se cultivan en nuestra, en vías de extinción, huerta, indicaciones que preside una foto del propio Toni Montoliu con sombrero de paja, llegamos a una casa con un enorme mural donde el propio Toni está representado junto a los suyos, incluído el perrito, sentados en círculo entorno a la paella, algo más que gastronomía, un rito ancestral que aúna los cinco elementos: fuego, madera, metal, productos de la tierra y agua para provocar un milagro de aromas, colores y sabores. Giramos a la izquierda del mural y donde parecía que nada había surge un sueño, justo lo que ya ni soñabas encontrar.

 

   Toni Montoliu conoce el secreto alquímico del milagro y sus proporciones, maneja el arte del fuego de leña y desborda huerta, es un hombre de campo. Y, además, adorna el espacio con los utensilios que se pierden, los aperos que guardan sus roces antiguos colgando de las paredes: trilladoras, yugos, muelas, tamices y todo lo que se esfuma Toni lo recoge en lo que denomina Museo Etnológico.

 

   Mientras disfrutas de la gastronomía valenciana que casi se nos arrebata con tanta pizza y hamburguesa Toni te explica acompañado por un video todo sobre la huerta, sobre el cultivo, sobre las raíces que gracias a él brotan a los postres. El placer se extiende en la sobremesa en los olores de las higueras, las moreras, en los pasos de los percherones, las cabras, los gallos. La vista se deleita de la luz del Mediterráneo que se abre paso entre las hojas y la brisa sorprende tu piel así como a la mirada el paso calmado de un gato.

 

   Embriagados los sentidos y la mente te resistes al adiós que sabes cargado de sonrisas y miradas acogedoras y cuando, por fin, te decides rememorando los sabores en el paladar para no olvidarlos te proponen un paseo en calesa hasta una barraca próxima por entre los campos de perspectivas de caballones de tierra con un toque rosado al atardecer. No das crédito y ya, irremediablemente, sientes felicidad, gratitud y algo que te une a la tierra como a tus orígenes.

 

  Al desperdirse, Toni Montoliu, no te deja con las manos vacías pues quiere que tu mismo entres en la tierra y recojas sus frutos para que luego ya en casa juegues con ellos a seguir perpetuando los milagros.

 

Web para conocer, reservar o proponer una cena nocturna con orquesta y también dispone de zonas privadas para estar como en casa:

http://barracatonimontoliu.com/

 

Fotos:

http://barracatonimontoliu.com/imatges/barracamontoliu/index.html

********

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres