Blogia
Febrero Loco

Can Xue 残雪 escritora china

Can Xue 残雪 escritora china

Can Xue 残雪 nació en 1953 en Changsha, población china perteneciente a la provincia de Hunan; su nombre oficial es Deng Xiaohua 邓小华. Can Xue 残雪, su seudónimo, significa “nieve que no llega a derretirse” o “nieve sucia”. Can Xue es una escritora que sorprende y no sólo en China, pues su estilo es realmente original e impactante, dificil de clasificar.

Cuando escribo, siempre imagino a una persona detrás de mi, redactando mis palabras; esta persona controla mi escritura, así que pienso que todo mi trabajo viene de esta conciencia. Siempre hay una persona muy abstracta en mi cabeza. Yo lucho conmigo misma y los personajes en mis trabajos”.

Su estilo nace del inconsciente, es irracional. “Cuando era joven creía que si querías cambiar el mundo tu deberías, primero, cambiar tu alma”, quizás, por ello, deja que el alma se exprese y en su expresión cruda muestre toda su belleza.

Can Xue, explica “Mis obras son como plantas, mis ideas crecen en el Oeste pero las desentierro para replantarlas en el profundo suelo chino, nutrido de una sustanciosa historia de 5.000 años. Mis obras no son ni como las del Oeste ni como las chinas, engendro mi propia creación. La cultura china está en mi corazón, yo nací aquí, vivo aquí y no necesito aprender lo que me sale del corazón”.

Can Xue, ha traducido al chino a Kafka y a Borges, ambos pertenecientes al realismo mágico, y se siente atraída por esa línea literaria. De Franz Kafka le gusta especialmente El castillo, considera La Metamorfosis una obra inmadura; cree que las obras de Kafka son una “literatura del alma”. Can Xue también se inspira en Borges y en el Dante de La Divina Comedia. Pero sobre todo le gusta la literatura clásica, El Quijote de Cervantes; Las Olas de Virginia Wolf,... . El postmodernismo no le interesa, considera que su obra pertenece al modernismo pero “las ideas modernistas realmente empiezan en la antiguedad, en los trabajos de Dante; también leo la Biblia como literatura”. Can Xue cree que la oscuridad se engendra en la luz “Cada ser humano es un pecador. Todos tenemos en potencia la bondad y la maldad, la oscuridad y la luz, pero la belleza está ahí para trastocarlo todo.

En su obra suele aparecer la locura, la amnesia, la deformidad, la zonas más debiles y oscuras del ser humano y sus circunstancias. En su novela más importante Huangni jie, (La calle del barro amarillo), publicada en inglés en 1987, las escenas se desarrollan en un callejón, repleto de gente, en una zona de fábricas, rodeada de porquería, de enfermedades, donde los animales enloquecen y atacan a las personas, las ratas atacan a los gatos, los personajes no paran de relatar pesadillas, los niños y las frutas se pudren de golpe, las orejas se desprenden y caen al suelo, todo se deshace, se deforma. La desesperación y la locura llevada de la mano del surrealismo. “Fue mi primera obra, no es muy madura”, afirma. Otras obras traducidas al inglés son Diálogos en el ParaísoTiantangli de duihua (1989); Vieja nube flotante (Chángalo de fuyun) (1991) y Los zapatos bordados (Xiuhua xie) (1997).

La literatura de Can Xue se sale de los esquema, crea sus mundos, mundos oníricos vistos con cotidianeidad, extraños personajes tratados con normalidad, un mundo o la visión de un mundo ciertamente personal, mágica y fantástica; como un cuento de hadas pero desde el submundo; quizás, como esos cuadros de El Bosco, esa literatura oscura pero profundamente humana y cargada de plasticidad; quizás, vista con unos ojos múltiples, de insecto, que no muestran extrañeza ante nada; y que con frases breves, lineales, va expresando sin conexión, una belleza oculta, Can Xue se mueve por esos mundos como la Beatriz de Dante.

 

Creo que no está traducida al español, pero aquí podéis leer una pequeña muestra de su estilo en inglés, realmente interesante:

http://www.webdelsol.com/LITARTS/Can_Xue/can1.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres